Así estábamos de contentas Mercedes y yo el segundo día en Sochi sin saber lo que nos esperaba […]