Qué poquito le queda al 2016… y tengo que reconocer que es una sensación agridulce para mí. Aunque […]