Después de coger un coche desde casa (en West Hollywood) y conducir por 45 minutos, llegamos por fin […]